for-sale

Flora y Fauna de Menorca

Flora Fauna MenorcaLa vegetación más representativa de la isla fue, en tiempos pasados, la propia del encinar, pero su parcial desaparición hace que destaquen los bosques de pinos y el acebuche (ullastre), antecesor del olivo en términos genéticos, al que se ha recurrido tradicionalmente para obtener madera. Debido a la necesidad de aprovechar el agua, predominan las especies de hoja impermeable y perenne frente a las de hoja caduca. Están en retroceso las que podríamos llamar “domésticas” y que son habituales en el conjunto de las Baleares: el algarrobo, el almendro, la higuera y el olivo. Hay sabinas cerca de las playas y zonas húmedas

En un segundo nivel de vegetación, encontramos lentisco, aladierno, madroños, brezo, mirto, retama, enebro, adelfas, zarzas… y más a ras del suelo, liliáceas (como el espárrago silvestre), aráceas (como el singular bec de frare) y algunas curiosas orquídeas, como las llamadas “moscas”, amarilla y azul. También podemos ver azucenas de playa en zonas dunares, estepas blancas y negras en zonas desforestadas, o carrizo en los humedales. Los líquenes tapizan el roquedal, y en los espacios litorales sometidos al viento luchan por sobrevivir comunidades de tupidos y redondeados matorrales espinosos, llamados socarrells. El mundo animal lo componen, en tierra, pequeños mamíferos, reptiles e insectos. Entre los primeros, destacan martas, hurones, comadrejas, conejos, murciélagos, algunas variedades de ratas de campo y el tímido erizo. Los reptiles están representados por la tortuga mediterránea, lagartijas, y algunas serpientes, pequeñas y no venenosas.

Pero la población con mayor peso específico es la del reino alado: todos los biotopos que pueden referenciarse en la isla cuentan con su población de aves. Además, hacia el verano, llegan de más allá del Sahara golondrinas, vencejos, aviones, abejarucos… A nivel ornitológico son muy importantes zonas como la Albufera des Grau, donde a una nutrida población sedentaria, se suman cada año miles de otros pájaros que vienen para criar. Los aficionados pueden ver en sus aguas, en las orillas o entre las cañas ánades reales, fochas, rascones, carriceros, cigüeñuelas, zampullines, garcetas, correlimos, porrones, alcaravanes…

También están, durante todo el año y dominando los distintos espacios, las rapaces y carroñeras. La irrupción del hombre en puntos donde anidaban ha reducido peligrosamente el número de algunas de estas aves de mayor envergadura. Es el caso de la águila pescadora, de la águila calzada, e incluso del milano real. Pero halcones, cernícalos, ratoneros, gavilanes, alimoches y aguiluchos laguneros son fácilmente avistables. Así como autillos y lechuzas.


No reviews yet.

Leave a Reply